Cargando

Noticias

Ultima Milla, la respuesta de los logísticos ante el aumento en la demanda.

Definitivamente era imposible prever el efecto del COVID-19 en las cadenas de suministro. En general, se esperaba un ambiente económico desfavorable con una fuerte contracción de los flujos de efectivo y caída de las ventas en todos los sectores.
single page image

El panorama nos llevó a planear acciones para una economía estática pero el comercio electrónico dio la gran sorpresa y obligó a la reactivación de las cadenas de distribución.

El impacto para la última milla fue tremendo, debimos usar todos los recursos disponibles, la demanda sobrepasó al mejor Hot Sale o Buen Fin de cualquier año previo.

Amazon anunció abiertamente contrataciones, las paqueteras subieron de 10 a 20% sus plantillas, Mercado Libre rompió records de ventas, tiendas departamentales tuvieron un gran éxito en sus ventas nocturnas. Se dice que el comercio electrónico avanzó en Latinoamérica, lo proyectado para los próximos tres y hasta cinco años. En México, algunos estudios arrojan que se creció 112%, que 40% de los usuarios fueron primerizos y que de esos el 73% tiene intención de recompra. 

 

Las grandes enseñanzas en la última milla.

 -Armar roles de trabajo nos permitió elevar la productividad sin parar.
 -Los mejores días para entregar son sábados y domingos.
 -Estrechar la comunicación con el cliente final eleva las entregas efectivas, agendar las entrega de “Big ticket”, acordar un punto de entrega más ágil o cercano, mantener al cliente informado.
 -Rediseño de rutas en tramos más cortos, contar con pequeños Hubs, aumentar el número de puntos de contacto y entrega, una trazabilidad total son los imprescindibles.
 -La flexibilidad y agilidad en las entregas mandan sobre el costo, embarques urgentes con un costo superior, muchas veces son preferidos por los clientes finales.
 -Un buen empaque debe resistir el paso por cada punto de la cadena, es clave para una buena experiencia de entrega.
 -Nuestra fuerza laboral está sujeta a mucho riesgo y debemos protegerla por ser nuestro activo más valioso. Mantener estrictas medidas de higiene, buen ambiente laboral, ayudar al colaborador y a su familia a sobrepasar este tiempo de pandemia.  

 

 

 

 

Compártelo

Patrocinadores