Cargando

Noticias

El trenecito de Chapultepec y la Logística

Ya sé… ustedes me van a decir que que tiene que ver el Trenecito de Chapultepec con la Logística en México, ¿verdad?. Lo cuento con mucha nostalgia porque tuve oportunidad de disfrutar ese paseo en tren primero como niño y luego con mis hijos, de verdad una grata experiencia. ¿Ustedes tuvieron la suerte de disfrutarlo? ¿Quieren recordarlo o conocerlo? Vean esta liga de YouTube… http://bit.ly/21edQ0u

single page image

Para contar un poco de historia del trenecito de Chapultepec, me gustaría citar a Alfredo Nieves Medina que en su artículo “De trenecitos” publicado en la edición 17 de la edición digital de Mirada Ferroviaria menciona: “El antecedente más conocido y ya mencionado es el llamado oficialmente como: Ferrocarril Escénico del Bosque de Chapultepec, que popularmente era conocido como el Trenecito de Chapultepec. En el número 3 de la Revista Ferronales de 1958 se cita que el Bosque de Chapultepec y sus visitantes acaban de estrenar un nuevo trenecito, que reemplazará al otro; que estaba formado por una locomotora diésel-eléctrica a escala, que jalaba a cinco vagones diseñados para llevar a 30 personas y que alcanzaba la fabulosa velocidad de 20 kilómetros por hora. Se aseguraba en la nota que el trenecito llegaba a tener hasta 1000 pasajeros por día; que hacia un recorrido circular de menos de 1000 metros y que en el trayecto se topaba con varias estructuras de uso ferrocarrilero, como túneles y una estación de pasajeros”. Si quieren leer completo el artículo de Nieves Medina, aquí la liga: http://bit.ly/1T7jqRl

Lamentablemente hoy es un sitio abandonado, con las diferentes locomotoras arrumbadas, olvidadas y seguramente inservibles, las vías y los durmientes enterrados entre la maleza, y la terminal seguramente en ruinas.

A través de estas andanzas en la actividad logística en la cadena de suministro, he escuchado repetidas veces, dicho por ejecutivos de las más importantes empresas ferrocarrileras ahora de capital privado, que falta cultura del uso del ferrocarril, hablando de carga y tienen razón. Las nuevas generaciones no disfrutaron el tren de pasajeros, es obvio que les falta cultura del ferrocarril.

Personalmente he criticado las posturas, sobre todo cuando algún ejecutivo de una empresa ferroviaria ofrece una conferencia porque nunca falta la mención de que el ferrocarril es mejor que el autotransporte, denostando a este último, y por otro lado, lo mismo, cuando un ejecutivo del autotransporte da una conferencia, para señalar lo bueno del transporte por carretera, critica al ferrocarril, ¿cierto o no? No suman cultura del transporte.

He tenido oportunidad de comentar a altos funcionarios de la SCT y a altos ejecutivos de las dos empresas ferrocarrileras en México sobre la enorme posibilidad de generar cultura ferroviaria en las nuevas generaciones a través de recuperar el Trenecito de Chapultepec para el entretenimiento de los habitantes de la Ciudad de México y Zona Metropolitana.

Si ustedes han tenido oportunidad de visitar el Empire State en Manhattan, la Torre de Sears en Chicago o Ellis Island en Nueva York, seguramente tuvieron la experiencia cultural que expresan a los visitantes, contando su historia, sus antecedentes, todo antes de disfrutar del entretenimiento o de las vistas de la ciudad en su caso. ¿No se podría hacer algo igual en el trenecito de Chapultepec? ¿Qué antes de subir los niños y los adultos escuchen y vean la historia del ferrocarril en México? ¿Lo actual del ferrocarril? En dónde hubiera presencia de marca institucional de las ferrocarrileras, de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles y de la SCT.

Estoy seguro que no es un tema de costo, lo que cueste echarlo andar y conseguir la concesión por parte del Gobierno de la Ciudad de México, será muy poco para las grandes empresas ferrocarrileras, sumarian mucho al entretenimiento de los capitalinos y ganarían mucha, mucha cultura del ferrocarril.

¿Ustedes que opinan? ¿Verdad que si tiene que ver el Trenecito de Chapultepec con la logística?

¡A mí me encantaría subirme al Trenecito de Chapultepec con mis nietos! Ahí queda la invitación…

Compártelo

Patrocinadores