Cargando

Noticias

Agilidad: la clave en la cadena de suministro

Explorar oportunidades a lo largo de la cadena de suministro e identificar costos ocultos y posibles eficiencias ayuda a minimizar riesgos para enfrentar una situación económica comprometida.

single page image

Entre 50% y 80% de los costos de un producto o servicio se relacionan con la cadena de suministro, dependiendo de la industria en la que nos encontremos.

Ante ello, conviene actuar con agilidad analizando las áreas de oportunidad que tenemos, antes de trasladar los costos adicionales a los consumidores, dado que éstos asumen hábitos de compra informados, considerando mejor las características del producto.

Las palancas e iniciativas que se implementan en la cadena de suministro con un enfoque preventivo y predictivo permitirán que las compañías sean más ágiles y efectivas en un entorno crítico en el que hay diversos riesgos.

Por ejemplo, las coberturas cambiarias son útiles para organizaciones más expuestas a negociaciones en divisas. Otro tipo de palancas son la sustitución de importaciones, la modificación de fórmulas o insumos utilizados en la fabricación de productos, entre otros.

Sin embargo, estas herramientas convencionales cubren los riesgos de manera transitoria, sin constituir una solución de fondo cuando la crisis se extiende por un largo tiempo. Proteger la rentabilidad y hasta la competitividad misma de las empresas requiere disciplina y medidas más profundas.

Ante una situación de crisis, si la caída en las ventas de ciertos giros y la contracción de las inversiones en capital fijo y en proyectos de riesgo se prolongan, las empresas deben enfocarse en desarrollar inversiones y planes a largo plazo, adecuados a este escenario de bajo crecimiento y costos crecientes.

Palancas para gestionar la rentabilidad

Estamos hablando de materiales, mano de obra, logística, transporte, inventarios, gastos generales y otros conceptos, además de proveedores de insumos y materias primas, tecnología, administración, finanzas y distribución.

Vemos diversos eslabones que ofrecen distintos tipos de oportunidades para optimizar los costos e inversiones en beneficio de la rentabilidad y la competitividad de nuestra empresa.

La solución radica en identificar las oportunidades y riesgos para construir un caso de negocio que permita maximizar los beneficios para la organización en un entorno de riesgo.

Resultan útiles las metodologías basadas en la segmentación del problema utilizando una serie de matrices que correlacionan aspectos básicos como la condición crítica de los insumos y su disponibilidad, o bien, el impacto en costos y el riesgo cambiario.

Un segmento será de alta prioridad cuando la baja disponibilidad resulte crucial para la compañía, o también cuando, teniendo un costo elevado, esté expuesto a un alto riesgo cambiario. En un caso específico, uno de los peores escenarios sería la disponibilidad crítica mezclada con un alto riesgo cambiario.

Si se trata de un producto de baja disponibilidad, alto precio y riesgo cambiario asociado, una medida aplicable consistirá en desarrollar un proveedor alternativo en el mismo país o en otro, o bien, acumular inventarios para aumentar la disponibilidad y disipar parte del riesgo.

Esto resulta sencillo si los puntos clave son pocos, pero cuando se trata de una organización mediana o grande, con diferentes plantas, líneas de productos y cadenas de suministro, podría convertirse rápidamente en un problema. En tales circunstancias es necesario el uso de tecnología y herramientas de consultoría especializadas.

Minimización de riesgos con base en el análisis de costos

Explorar oportunidades a lo largo de la cadena de suministro e identificar costos ocultos y posibles eficiencias ayuda a minimizar riesgos para enfrentar una situación económica comprometida.

El esfuerzo dinámico, alineado al concepto de agilidad, permite enfrentar y superar situaciones de crisis y movimientos inesperados de los mercados.

Con las palancas adecuadas, una gestión del riesgo cambiario eficiente y una ejecución oportuna, las empresas sortearán las turbulencias y conservarán o aumentarán su rentabilidad, siendo competitivas en la industria.

Compártelo

Patrocinadores